Gobernador solicitará a la Asamblea autorización formal para liquidar Ferticol

291

La petición se hará en los próximos días luego de un mes de evaluación de la compañía por parte del actual gerente, Juan Carlos Sierra Ayala, quien a través de una comunicación pública dio a conocer el estado actual de la que fuera la segunda empresa más generadora de empleo en Santander.

Entre los estados, el funcionario resaltó la ausencia de servicios público, los constantes robos a los que ha estado sujeta la infraestructura de la empresa y, sobre todo, los presuntos hallazgos de manejos administrativos ineficientes durante la pasada administración departamental.

Se resalta por ejemplo que los libros de actas (Asamblea de Socios, Junta Directiva y Asamblea de Acreedores), que reposan en la Gerencia, están incompletos y algunos de ellos sin firma o actas foliadas en blanco. Asimismo, que La última acta que figura en el libro de la Asamblea General de Accionistas, que reposa en la Gerencia, es la numero 87 de fecha 11 de noviembre de 2016, pero la última hallada en físico, a la cual se le asignó el número 90, fue celebrada el 24 de mayo de 2019. Es decir, están desaparecidas tres actas de Asamblea de Socios.

Por si fuera poco, desde el 2018 no existen ejecuciones presupuestales de ingresos y gastos y todos los compromisos que se adquirieron carecen de disponibilidad y registros presupuestales, además de otros aspectos jurídicos, financieros y contables administrativos que hacen la factoría completamente inviable. Sierra Ayala informó, sin embargo, que lo que se buscaría es reactivar su economía a través de otro tipo de producción. Esto no sería a corto plazo porque una vez la Asamblea entrega la autorización, el proceso de liquidación podría durar alrededor de dos años.

Añadió que. en un primer momento, la prioridad es resolver al pasivo laboral de los 206 trabajadores que llevan tres años esperando a que les cancelen sus acreencias, así como el pasivo pensional que en algunos casos alcanzan las 40 mesadas plenas y compartidas. 95 % de los trabajadores tiene demandada a la empresa por el incumplimiento en el pago de salarios y acreencias laborales. Por esta razón, sobre Ferticol pesan 129 procesos judiciales vigentes y 128 procesos ordinarios laborales (83 están surtiendo trámite y 46 están en segunda instancia).

Por lo demás, los hurtos a la infraestructura y los hallazgos de presuntos malos manejos están en poder de la Fiscalía General de la Nación y la Contraloría General de Santander.

El proceso de liquidación de esta factoría está decidido desde el 4 de abril de 2019 en reunión de la Asamblea de Accionistas con base en la Asamblea de Acreedores. En el mismo mes, la Superintendencia de Sociedades radicó el incumplimiento del acuerdo de reestructuración en la Cámara de Comercio y le dio la orden a la Gobernación de Santander de iniciar el proceso liquidatorio que, a la fecha, no se ha hecho efectivo.