Artes escénicas y audiovisuales, con vía libre para presentar sus protocolos de bioseguridad

113

Asimismo tienen ya autorización las industrias culturales afines a estas áreas que estén interesadas en reactivar sus servicios de preproducción, producción y posproducción de contenidos audiovisuales, cinematográficos y para artes escénicas. así como los oficios de la música fonograbada.

Para ello y conforme con el protocolo general de bioseguridad para mitigar, controlar y realizar el adecuado manejo de la pandemia definido por el Ministerio de Salud, se deberán presentar los planes propios de trabajo, que deben incluir desde el reporte del estado de salud del personal y los elementos de protección, hasta las actividades de planeación, reproducción, ensayos y rodajes; servicios de maquetas o previsualizaciones; ensayo de roles individuales; servicios de grabación y de posproducción de audio y video.

Como con cualquier sector de la economía, estos protocolos propios se tendrán que presentar ante la autoridad territorial competente que, en últimas, es la que decide si determinada empresa cultural puede o no reactivarse.

Frente a las artes escénicas, el protocolo del Ministerio les permite realizar ensayos y puesta en escena a puerta cerrada; es decir, sin público asistente y con la posibilidad de transmisión remota. La misma que se le permite a la industria cinematográfica que tiene permitido actividades de desarrollo y planeación de forma remota. No se permite para ambas, en ningún caso, compartir dispositivos de comunicación o tener escenas que generen aglomeración de artistas o extras.