Concesión de alumbrado público en Barrancabermeja tiene 86 hallazgos que no se habrían hecho públicos

3224

De acuerdo con lo denunciado por el abogado Leonardo Granados Cárdenas en el programa Hay Tema de elenfoque.com.co. Tales irregularidades son dos de carácter penal y dos de carácter disciplinario que se configuran en acciones punibles que la comunidad debe conocer para deslegitimar dicha concesión, manifestó el profesional.

Argumenta que según la Contraloría General de la Nación hay un sobrecosto del 43.10 % en el alumbrado público que se recauda a través de la factura de energía eléctrica, “un delito que las administraciones municipales han querido pasar desapercibido desde el año 2005 cuando el Congreso de la Republica ordenó que se realizara el estudio y terminó arrojando estos resultados”. El dinero recaudado, explicó, es consignado en una fiducia en el Banco de Bogotá que está conformada por la firma Iluminación Yariguíes, su interventoría y el distrito de Barrancabermeja, a través de su Secretaría de Infraestructura.

“Ellos son los que deciden cómo se va a invertir el dinero para los planes de mejoramiento de alumbrado público en la ciudad. Sin embargo, la Contraloría manifestó que no tenían cómo sustentar los gastos, que firmaban cheques en blanco sin verificar las cantidades que gastaban en las obras, para así legalizar la plata entre ellos”, aseguró.

Entre las irregularidades señaladas por Granados Cárdenas se encuentran además sobrecostos de hasta 113 % en el transporte de templetes eléctricos y del 77 % en transporte de los postes de energía de 510 kilogramos. Además de las cifras, la interventoría en cuestión advierte que Iluminación Yariguíes no habría allegado el soporte de su solvencia particular para configurarse como concesionaria, sino que lo que habría presentado sería los soportes económicos del recaudo que para ese entonces rondaban los $ 5 mil millones. “Esta concesión se otorgó a dedo porque los abogados no contemplaron la propuesta del otro oferente”, acotó el abogado.

Estas y otras consideraciones son la base de este abogado para pedirles a los barranqueños sumarse a su protesta pacífica de no pagar el alumbrado público por considerarlo un impuesto que solo está favoreciendo a los propietarios de la concesión. Una encuesta virtual lanzada por elenfoque.com.co en su página de Facebook arrojó que 87 % de los participantes está de acuerdo en dejar de pagar el concepto.

Frente a la pregunta de qué castigo recaería sobre ellos, la respuesta fue simple: nada. “El no pago del alumbrado público no genera acciones legales contra el usuario”, aseguró. De hecho, se atrevió a retar al alcalde distrital o a otra autoridad que pretenda entablar acciones legales.

Granados Cárdenas terminó su intervención en Hay Tema mencionando que lo mejor para Barrancabermeja en esa materia es cerrar el ciclo de concesión con Iluminación Yariguíes y darle paso a la conformación de una oficina de recaudo de alumbrado público que sí le deje ganancias al municipio.