“Nos levantamos de la mesa, pero no renunciamos al diálogo” : Minga Indígena

164

Aproximadamente 10.000 mingueros se movilizaron este lunes 12 de octubre en el suroeste de Colombia para exigir y reclamar al gobierno que detenga la ola de crímenes y violencia que azotan particularmente a los pueblos indígenas de la región, el mismo día en que se conmemora la llegada de Cristóbal Colón a América.

A pie, en buses; volquetas y chivas, se movilizaron desde diferentes regiones hacia la ciudad de Cali, en el Valle del Cauca; los mingueros, portando sus colores tradicionales verde y rojo, con mascarillas y bastones de mando dispuestos a reunirse como lo habían citado, con el presidente Iván Duque.

“El principal objetivo por el cual nosotros marchamos hoy, es la sistematicidad de masacres que se están presentando en nuestros territorios sin importarle al Gobierno lo que nos sucede”, dijo Franky Reinosa, guardia indígena del Consejo Regional Indígena de Caldas (oeste).

Además, exigen la implementación del acuerdo de paz firmado en 2016 con la entonces guerrilla FARC, así como el derecho a ser consultados de los megaproyectos en sus territorios.

 

De no ser atendidas sus exigencias se dirigirán a Bogotá para hacerse escuchar, anunció Herney Ceguera, líder y consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca.

La ministra del interior Alicia Arango, por medio de su cuenta de Twitter anunció el traslado de una delegación del gobierno para atender el llamado de la Minga Indígena del Suroccidente colombiano.

Tras el encuentro, el consejero mayor del Consejo Regional Indígena del Cauca, Ferley Quintero, advirtió que la respuesta del Gobierno “no fue satisfactoria”. Agregó que “nos levantamos de la mesa, pero no renunciamos al diálogo”.

Por su parte, Presidencia indicó en un comunicado que seguirá “buscando establecer rutas de trabajo para atender inquietudes” de las personas manifestantes, que incluyen a agricultores y afrodescendientes.

 

Fuente: DW