Últimos proyectos de acuerdo pendientes por definir en el Concejo Municipal de Barrancabermeja

94

Este viernes en horas de la tarde el Concejo Municipal de Barrancabermeja se reunió en plenaria para debatir acuerdos que aún estaban pendientes por definir antes de terminar el año.

Dentro de los proyectos de acuerdo que se abordaron en horas de la tarde en el Concejo Municipal, estaba el acuerdo 014 iniciativa del concejal Luís Arismendi, que busca la institucionalización del Festival Gastronómico y Cultural del Tamal que se lleva a cabo en el barrio Isla del Zapato, debido a que el festival se ha llevado a cabo por tres años consecutivos beneficiando a familias de la comuna uno y a mujeres que han liderado esta labor.

Otro proyecto de acuerdo que se relaciono fue el 014, donde se adopta el programa de estímulos municipales de creación y producción artística y cultural. Según Iris Yesenia Villamizar, presidente del Concejo Municipal de Barrancabermeja, este proyecto se ha suspendido en varias ocasiones, debido a dudas jurídicas, además de una sentencia que presentó el señor Arnulfo Bastos, donde argumenta que está de manera irregular y no se debería presentar en la plenaria. “esperar si los corporados han despejado sus dudas para darle viabilidad para el siguiente año en debate”, añadió Villamizar.

Para finalizar la plenaria un proyecto que tiene al concejo en ascuas es el 026 ‘Mediante el cual se modifica parcialmente el acuerdo 026 del 29 de julio de 2017, donde se le concede facultades al Alcalde de Barrancabermeja para la adquisición de bienes inmuebles para la construcción de la UTS’. Este proyecto le concede al alcalde la autorización que tiene como fecha válida hasta el 31 de diciembre de este año. “si no se alcanza a llevar a cabo durante la plenaria se debe presentar una nueva autorización en el 2019 para hacer la compra del bien inmueble que beneficiaría al sector educativo en el municipio”, afirmó Yesenia Villamizar.

Además de estos proyectos hay por lo menos cuatro acuerdos más que a la fecha no se han relacionado ni han tenido viabilidad, por lo tanto el Concejo Municipal se encuentra a la espera de retomar labores el próximo año 2019 para convocar a sesiones los proyectos de acuerdos que aún están pendientes antes de darle paso a la nueva administración.